• Junio 14
    Los datos que arrojó el USDA disminuyeron la velocidad de las bajas en los precios de los commodities agrícolas, que, en menos de un mes, más precisamente en 19 días, habían descontado 18 dolares/tn en maiz y 35 dolares/tn en soja.
  • Los datos muestran una disminución en los stocks finales, por debajo de lo que el mercado esperaba, para maíz y soja en la hoja de balance de Estados Unidos, y un aumento dentro de lo esperado para las existencias finales de trigo.

    El USDA aumentó las exportaciones de maíz de USA de la campaña pasada, y esto es algo que el mercado venía esperando que sucediera debido al impresionante ritmo de ventas al momento, a su vez redujeron las importaciones de maíz en 5 millones de bushles. Toda esta historia da como resultado un stock final de 80 mill de bushels menos (2 millones de toneladas menos) de la campaña 2016-17 que se trasladan a menor oferta de la campaña en curso. Junto con un aumento en etanol, pero una disminución en uso de maíz para alimento balanceado, Estados Unidos se quedaría con existencias de 40 mill de t desde las 42.7 informadas el mes pasado.

    Para soja casi que la misma secuencia, un aumento en la molienda tanto para la campaña pasada como esta, deja como resultado un ajuste de casi un millón de toneladas de stock final de mayo a junio en la campaña actual. Sin embargo, la principal preocupación continúa siendo la estimación de exportaciones de soja de USA tanto para la campaña que termina como la nueva, ya que la situación con China (principal importador de soja) no parece aun estar resuelta. Por el otro lado, con el aumento en la molienda, los stocks de aceite de soja se han incrementado y esto en sí mismo no interrumpiría los buenos márgenes de molienda que sigue firmes aun con todo lo que bajaron los precios del complejo, promoviendo la continuación con la molienda.

    Otro punto de cuestionamiento yace en los rendimientos, ya que estos parecen conservadores con relación al excelente estado de los cultivos. Sin una sorpresa crítica climática en Estados Unidos parece que esos rendimientos no tendrán más camino que el de incrementarse y, en consecuencia, aumentar la oferta.

    A nivel mundial, las existencias de maíz y de soja se redujeron, pero no así para trigo que aumentaron respecto al mes pasado. En Estados Unidos las existencias de trigo de la campaña pasada aumentaron un poco y disminuyeron mínimamente para la nueva. Pero la reducción de producción en los países ExFSU y UE fueron significativas y aún sin certezas de que este recorte pueda ser mayor.

    La conclusión de todo esto nos encuentra con un freno a la caída libre de los precios producto de un sinceramiento de factores de la demanda, pero no aún con los de la oferta. A fin de mes, el reporte de área y stocks trimestrales nos mostrara otra realidad según sus relevamientos. No todo es tan alcista o tan bajista. Estás de acuerdo que es mejor tener una estrategia de cobertura de riesgo precio, ¿no?

    Por Celina Mesquida - RJO’Brien - Docente de Agroeducación
    Fuente: Agroeducacion