Galicia Rural

Hágase Cliente

Las mejores soluciones para su campo

entrar

  • Abril 13
    Lluvias afectan más de 1 millón de hectáreas sembradas con soja, maíz y sorgo (13/04 - 14:41)
    Según el informe semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, bajo este panorama, se estima que más de 1 millón de hectáreas de soja, 165 mil hectáreas de maíz y 15 mil hectáreas de sorgo, se encuentran afectadas por la situación climática actual...
  • Las precipitaciones que se registraron durante las últimas semanas sobre gran parte de la provincia de Buenos Aires, norte de La Pampa, sur de Santa Fe y sur de Córdoba, generaron nuevos excesos hídricos sobre lotes implantados con soja, maíz y sorgo, provocando pérdidas de área y afectando el normal desarrollo de los cultivos.

    En paralelo, las labores de cosecha se detuvieron producto de los importantes anegamientos en caminos y accesos, donde la evolución del clima durante las próximas semanas será crítica para retomar la recolección de lotes aptos y determinar la magnitud de las pérdidas.

    Bajo este panorama, se estima que más de 1 millón de hectáreas de soja, 165 mil hectáreas de maíz y 15 mil hectáreas de sorgo, se encuentran afectadas por la situación climática actual, elevando el área total a más de 1,2 millones de hectáreas comprometidas. Por otra parte, si bien las pérdidas finales de área dependerán de la mejora en las condiciones climáticas y del nivel de anegamiento de cada lote, hasta el momento el área no cosechable de soja asciende a 800.000 hectáreas a nivel nacional, adicionales al área afectada.
    Las mismas contemplan pérdidas por eventos de granizo en diferentes sectores del país, sequía en el sudeste de Buenos Aires durante el verano y excesos hídricos acumulados previamente a las últimas precipitaciones, las cuales promediaron entre los 100 mm y 200 mm en los sectores más afectados. La mayor proporción de estas últimas pérdidas se concentraron sobre el centro, norte y oeste de Buenos Aires, y noreste de La Pampa, regiones que ya se encontraban comprometidas al registrar abundantes precipitaciones durante el mes de marzo y presentar napas próximas a superficie, generando mayores anegamientos. Puntualmente, el oeste de Buenos Aires y sectores de La Pampa, registraron excesos hídricos desde principios del verano pasado, los cuales limitaron la implantación de soja en relieves bajos.

    De todas maneras, los rendimientos recolectados sobre los sectores que no se encuentran afectados por la situación climática actual, continúan ubicándose por encima de las expectativas al inicio de la campaña, compensando hasta el momento las pérdidas de área en ambientes con excesos hídricos. Es por esta razón que, a pesar de encontrarse parte del área agrícola anegada, se mantiene la proyección de producción de 56.500.000 de toneladas de soja y 37.000.000 de toneladas de maíz. En función de la tasa de recuperación de la superficie afectada, no se descarta la posibilidad de registrar modificaciones sobre ambas proyecciones.
    Asimismo, las últimas precipitaciones también permitieron recomponer humedad en lotes de maíz tardío o de segunda ocupación, que se encontraban transitando etapas finales de desarrollo del cultivo, elevando sus expectativas de rendimiento a cosecha.

    Sobre este nuevo escenario, la recolección de soja registró un avance intersemanal de sólo 1,9 puntos porcentuales, debido a las malas condiciones climáticas que impidieron el avance de las cosechadoras. En consecuencia, la cosecha de soja mantiene un retraso de 6,2 puntos porcentuales en comparación al ciclo previo y de -9,9 puntos respecto al promedio de las últimas cinco campañas. El rendimiento promedio se ubicó en 36,2 qq/Ha, acumulando un volumen parcial superior a las 5,1 MTn. Situación similar ocurrió con la cosecha de maíz con destino grano comercial, donde el progreso de trilla alcanzó el 18,2 % de las 4,9 MHas implantadas en la presente campaña. Los rendimientos semanales registraron una mejora en su potencial productivo, principalmente en el norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe y norte de Córdoba.

    Por último, la campaña de girasol 2016/17 va llegando a su fin, luego de recolectarse el 95,8 % del área apta, con un rinde medio de 20,2 qq/Ha. En el norte de La Pampa, oeste y centro de Buenos Aires, la cosecha finalizó durante la última semana, restando sólo algunos lotes puntuales que se encuentran comprometidos por las precipitaciones acumuladas.

    • SOJA

    La producción de soja se encuentra nuevamente comprometida debido a abundantes lluvias registradas en plena ventana de cosecha. Luego de relevarse durante el pasado fin de semana precipitaciones que superaron los 200 milímetros en diferentes sectores de Buenos Aires y teniendo en cuenta que previo a estas lluvias se relevaban extensas áreas anegadas en La Pampa, sur de Córdoba, sur de Santa Fe y sectores de la región NOA, se estima que más de un millón de hectáreas se encuentra afectadas por excesos hídricos acumulados desde principios de mes. Si bien la magnitud de las pérdidas dependerá de la evolución del clima en el corto plazo, la actual situación de una importante proporción de cuadros pone en riesgo la producción nacional. Bajo este escenario la proyección de producción se mantiene en 56.500.000 toneladas, diluyéndose las posibilidades de alcanzar un volumen aún superior al cierre de campaña en respuesta a los elevados rendimientos recolectados. Es importante remarcar que los primeros rendimientos recolectados sobre el centro de la región agrícola superaban las expectativas iniciales, sin embargo este plus de producción en principio compensaría las pérdidas de área generadas por anegamientos de extensos relieves bajos. A la fecha el avance de cosecha logró cubrir el 7,8 % de la superficie apta, permitiendo calcular un progreso intersemanal de 1,8 puntos porcentuales y reflejando una demora interanual de -6,2 puntos. Luego de recolectarse más de 1,4 millones de hectáreas, el rinde medio nacional se ubica en 36,2 qq/Ha y el volumen parcial acumulado supera las 5,1 millones de toneladas.

    Durante el pasado fin de semana amplios sectores de la provincia de Buenos Aires acumuló promedios de 200 milímetros que generaron anegamiento de lotes, desborde de ríos, provocando la pérdida de área sembrada y demorando la recolección de cuadros que se encontraban en madurez fisiológica. Sin embargo se relevaron progresos de cosecha en sectores de Córdoba, centro y norte de Santa Fe y en menor medida en Entre Ríos, en donde las lluvias acumuladas fueron de menor intensidad. Los rendimientos relevados durante los días previos mantienen la tendencia alcista registrada hasta nuestro informe previo. A su vez es importante remarcar que el actual retraso en la cosecha también se explica por una mayor proporción de siembras de segunda sobre amplios sectores del centro de la región agrícola nacional, en donde registramos durante el actual ciclo una importante expansión del área destinada al cultivo de trigo.

    Por último, las bajas temperaturas registradas posteriormente a los frentes de tormenta del pasado fin de semana reduce las chances de registrar enfermedades fúngicas en ambientes de elevada humedad, como fue el caso durante abril del ciclo previo en el cual las pérdidas de calidad obligaron al abandono de una significativa cantidad de lotes sobre el centro de Santa Fe y en gran parte de la provincia de Entre Ríos.

    • MAÍZ

    Durante la última semana, nuevamente se registraron importantes acumulados de precipitaciones en parte del centro y sur del área agrícola nacional. Estos eventos, sumados al avance en la cosecha de soja, demoran la recolección de lotes de maíz con destino grano comercial en el país. Parte de los mencionados retrasos, están vinculados a la falta de piso en los cuadros y el mal estado de los caminos secundarios. A la fecha no se reportan grandes pérdidas de superficie, ya que parte de los cuadros más afectados por las últimas lluvias ya habían sufrido mermas durante el crecimiento del cultivo. Al presente informe el avance de cosecha se ubica en 18,2 % del área estimada para la campaña en curso en 4,9 MHa, marcando un avance intersemanal de 3,2 puntos porcentuales. Los mayores progresos de cosecha se dieron en las provincias de Córdoba, Bs. As. y Santa Fe en los lotes donde el estado del piso lo permitió. Frente a este panorama, mantenemos la proyección de producción de maíz con destino grano comercial para la campaña 2016/17 en 37.000.000 toneladas, un 23 % superior a la campaña previa (Volumen cosechado campaña 2015/16: 30 MTn). A pesar de los eventos climáticos recientes las expectativas de rendimiento de los cuadros que aún restan por trillar superan los promedios zonales, por lo cual no se descartan modificaciones en nuestra actual proyección de producción de concretarse los mismos. Por otro lado, gran parte de los cuadros tardíos y de segunda ocupación ya transitan estadíos fenológicos entre grano duro (R5) y madurez fisiológica (R6) con buenos potenciales de rinde.

    Hacia la zona del NOA, los cuadros comenzaron a transitar las últimas etapas del llenado de granos bajo buenas condiciones. En paralelo sobre la zona del NEA, las expectativas de rendimiento se mantienen por sobre los promedios históricos y solo se reportan algunos excesos hídricos en el centro y sur de la región. En la zona del Centro-Norte de Santa Fe, la recolección de lotes tempranos del cereal se encuentra en su tramo final mientras los cuadros tardíos transitan etapas entre grano duro (R5) y madurez fisiológica (R6). Hacia la provincia de Córdoba, la cosecha mantiene una demora por la falta de piso registrada en el sur provincial y el mal estado de los caminos. Sobre la zona Centro-Este de Entre Ríos, gran parte de los cuadros tardíos y de segunda ocupación ya se encuentran en grano pastoso (R4). Hacia la provincia de San Luis, los productores están priorizando la recolección de lotes de soja por la cual se genera una demora en la cosecha del cereal.

    Hacia las zonas Núcleo Norte y Sur, la cosecha de lotes tempranos continúa brindando muy buenos rendimientos aunque las tareas se ralentizaron producto de las últimas lluvias. En paralelo, los lotes tardíos y de segunda ocupación, ya se encuentran transitando estadíos entre grano pastoso (R4) y grano duro (R5) con buenos potenciales de rinde. Sobre las zonas Oeste de Bs. As.-Norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el Centro de Bs. As. las precipitaciones acumuladas en abril generaron falta de piso en sectores bajos de los lotes e intransitabilidad de los caminos. En las zonas Sudeste de Bs. As. y Sur de La Pampa-Sudoeste de Bs. As., comenzó la cosecha de los primeros cuadros sembrados a principios de la ventana de siembra con rendimientos iguales o algo inferiores a los promedios zonales.

    • GIRASOL

    La cosecha de girasol registró un avance intersemanal de sólo 3,8 puntos porcentuales, como consecuencia de la falta de piso producto de las precipitaciones acumuladas durante el fin de semana en gran parte de Buenos Aires y La Pampa. De todas maneras, en los días previos al frente de tormenta, se logró finalizar con la recolección de la oleaginosa en las regiones del Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires y Centro de Buenos Aires, donde restaban los últimos lotes en madurez fisiológica. Bajo este escenario, el progreso nacional de cosecha alcanzó el 95,8 % de la superficie apta, manteniendo un retraso en comparación a la campaña previa de 4,2 puntos porcentuales. A su vez, el rinde medio nacional ascendió a 20,2 qq/Ha y permitió acumular un volumen parcial superior a las 3,1 MHas. En caso de registrarse una mejora en las condiciones climáticas durante los próximos días, la cosecha de girasol podría darse por finalizada, y de esta manera, alcanzar la proyección de producción de 3.300.000 toneladas, cifra que reflejaría un incremento interanual del 32 % (Producción 2015/16: 2,5 MTn).

    En los días previos a esta publicación, las cosechadoras avanzaron sobre el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, dando por finalizada la campaña girasolera. De todas maneras, resta la recolección de algunos lotes puntuales sobe el oeste bonaerense, los cuales se encuentran comprometidos por la falta de piso, pero no modificarían la producción final. El rinde medio se ubicó en 24,3 qq/Ha, un 14 % superior al registrado en la campaña previa (Rendimiento 2015/16: 22,5 qq/Ha), logrando una producción total de 300 mTn. En paralelo, también se relevaron las ultimas recolecciones de la oleaginosa sobre el Centro de Buenos Aires, donde los mayores progresos de trilla se registraron sobre las localidades de Daireaux, Bolívar y Saladillo. Los rendimientos semanales oscilaron entre los 16 qq/Ha y 23qq/Ha, permitiendo lograr un rinde medio final de 22 qq/Ha y un volumen acumulado cercano a las 140 mTn.

    Por otra parte, las cosechadoras continúan avanzando sobre los núcleos productivos del Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa y Sudeste de Buenos Aires, con rendimientos que promedian los 20 qq/Ha. Si bien las labores de recolección se detuvieron de manera parcial como consecuencia de las precipitaciones que se registraron durante la última semana, se espera que las mismas puedan retomar en los próximos días, cuando mejore el estado de los caminos y accesos a los lotes.