• Julio 12
    Las reservas de humedad se están ajustando luego del transcurso de dos semanas con muy escasa oferta de agua, más aun sobre los sectores mediterráneos y el norte del país. Esta condición es favorable para las zonas de ER y el este bonaerense donde los excesos se habían generalizado...
  • La evolución de la circulación está dando señales de una lenta señal hacia un ambiente algo más húmedo, pero las perspectivas más probables tienden a imponer una condición deficitaria para el resto del mes de julio. Un ajuste hacia la escasez en zonas mediterráneas no es ajeno a la normalidad para esta época del año.

    La semana estará caracterizada por el paulatino incremento de las marcas térmicas a nivel generalizado. Las condiciones se presentarán mayormente estables a lo largo del período de pronóstico, con viento prevaleciente del sector norte.

    Hoy miércoles se prevé que comience a aproximarse un nuevo sistema frontal frío, asociado a un profundo centro de baja presión, que se ubicará sobre el océano Pacífico, y comenzará a desarrollar precipitaciones en forma de chaparrones y nevadas aisladas sobre el sur de Chile y zonas elevadas de la cordillera patagónica. El resto del país seguirá con las mismas características del lunes y martes, con nubosidad variable, viento del sector norte, leve incremento de la temperatura y un suave aumento de la humedad en las capas bajas de la atmósfera.

    Para el jueves, las condiciones de inestabilidad comenzarán a desarrollarse sobre la porción este de la región pampeana, provocando un importante incremento de la cobertura nubosa y el desarrollo de algunas precipitaciones en forma débil y aislada. El área que podrían abarcar las precipitaciones se extendería desde el este de la provincia de Buenos Aires, sur de Entre Ríos, sur de Santa Fe y el extremo sudeste de la provincia de Córdoba. En general, las lluvias que podrían desarrollarse serían escasas, con acumulados poco significativos. Mientras tanto, el resto del territorio nacional seguirá con las mismas características que la primera parte de la semana.

    El viernes, el sistema frontal responsable de generar las precipitaciones sobre el este de la región pampeana, desplazará las condiciones de tiempo inestable hacia el noreste, provocando lluvias y chaparrones de débil a moderada intensidad sobre la porción sur del Litoral argentino, desarrollando precipitaciones sobre Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe y el extremo este de la provincia de Buenos Aires, con acumulados que seguirán siendo escasos. En tanto, sobre la franja norte del país seguirá aumentando la temperatura de manera progresiva, con nubosidad variable, pero sin precipitaciones. Por otro lado, el centro y sur del país, observará un nuevo descenso térmico, aunque el mismo será moderado y no tan intenso como la ola de frío de la semana pasada.

    Para el fin de semana se espera que el sistema frontal frío se retire hacia el este, dejando alguna lluvia o chaparrón aislado sobre Corrientes y Misiones, pero alejándose del territorio nacional paulatinamente. Mientras que sobre la zona central comenzará a ingresar un importante centro de baja presión que generará condiciones de inestabilidad, especialmente el domingo a la región patagónica y el sur del área pampeana. Además, provocará un aumento en la intensidad del viento del sector sur, lo que podría volver a generar un moderado descenso de las marcas térmicas.